Contribución de los Acuerdos de Producción Limpia a disminuir el Cambio Climático

Los Acuerdos de Producción Limpia (APL) son el principal instrumento del Consejo Nacional de Producción Limpia y desde el 2012 se transformaron en el primer instrumento de política reconocido como Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación (NAMA por su sigla en inglés).

De esta forma, Chile fue el primer país en lograr que uno de sus programas públicos fuera reconocido por la Organización de las Naciones Unidas como una medida de mitigación al Cambio Climático. En 2014 se tomó como muestra 4 APL y se registró el primer reporte de reducciones del país.